Nuevas alternativas de AHORRO

 

Pensando en nuestros socios, la Cooperativa de Ahorro y Crédito El Cafetal ha creado los siguientes tipos de ahorros programados:

  • AHORRO MI FAMILIA
  • AHORRO MI FUTURO
  • AHORRO MI INVERSIÓN
  • AHORRO ESCOLAR
Apertura de la cuenta

La apertura de la cuenta se realizará a través de las oficinas de Cooperativa de Ahorro y Crédito El Cafetal y los canales que se definan para el efecto. El producto de Ahorro Programado está habilitado exclusivamente para personas naturales. Requiere para su apertura que el ahorrista se registre como socio de La Cooperativa. Adicionalmente, requiere de una cuenta activa en la  Cooperativa de Ahorro y Crédito El Cafetal que cumpla la función de patrocinadora o fuente de ingreso del Ahorro Programado

Tasa Normal 2% anual

Costos de Servicios y tarifas

El producto de ahorro programado por definición no tiene costos, ni tarifas en su operatividad normal. Sin embargo, si el cliente por sus propios medios solicita la prestación de servicios que puedan ser cobrados de acuerdo al tarifario publicado por La Cooperativa, se realizará el débito de su cuenta de Ahorro Programado.

    • Los abonos podrán realizarse de forma mensual, bimensual o trimestral según lo estipule el cliente.
Condiciones de reconocimiento

Para el reconocimiento del incentivo, Cooperativa de Ahorro y Crédito El Cafetal validará mes a mes el saldo de la cuenta de Ahorro programado con relación al plan de pagos establecido en un inicio. Para la acreditación de la bonificación al final del plazo, se revisará que el cliente haya cumplido con el saldo establecido en el plan de pagos.

Se le otorgará el 1% anual adicional a la tasa pactada por cumplimiento.

Incumplimiento de las condiciones de ahorro

Un cliente podrá incumplir el monto acumulado de ahorro hasta por una vez dentro de un año calendario contabilizado desde la fecha de la inicio de su Ahorro Programado, sin perder la bonificación. Lo anterior implica que el cliente deberá recuperar en el siguiente periodo, la cuota correspondiente a esa fecha más aquella que se dejó de abonar en el periodo pasado. Si un cliente superase dicho incumplimiento, perderá la bonificación sin detrimento de percibir la renta por la tasa de interés base.